FESIQ-CGT | Federación Estatal de Sindicatos de la Industria Química

Delegados de Prevención

 

 

Los Delegados de Prevención serán principalmente elegidos por y entre los representantes de los trabajadores conforme a la escala establecida en el artículo 35 de la LPRL.

Las Secciones Sindicales podrán designar a las personas que por su formación consideren más idóneos aún no siendo miembros de los Comités de Empresa. Los así designados tendrán los mismos Derechos que la normativa contempla para los Delegados de Prevención.

En los centros de trabajo de hasta treinta trabajadores, el Delegado de Personal será el Delegado de Prevención, y en los centros en los que el número de trabajadores oscile entre treinta y uno y cuarenta y nueve, habrá un Delegado de Prevención que será elegido por y entre los representantes del personal.

En lo que se refiere a sus competencias y facultades se estará a lo previsto en el artículo 36 de la LPRL.

Será de aplicación a los Delegados de Prevención lo previsto en el articulo 37 de dicha Ley. En su condición de representantes de los trabajadores, podrán utilizar horas sindicales para el desarrollo de su actividad como tales. No obstante lo anterior, será considerado en todo caso tiempo efectivo de trabajo, sin imputación al crédito horario, el correspondiente a las reuniones del Comité de Seguridad y Salud y a cualesquiera otras convocadas por el empresario en materia de prevención de riesgos, así como el destinado a las visitas previstas en las letras a) y c) del número 2 del artículo 36 de la LPRL.

Formación en materia de Prevención

De los Delegados de Prevención recibirán el Curso de Formación para Delegados de Prevención y Miembros de Comités de Seguridad y Salud que imparte el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene el Trabajo, así como la formación adecuada que les permita desarrollar las funciones asignadas, para lo cual se establecerán programas especiales dentro de los planes generales de formación de cada empresa.

Estos programas de formación se consultarán en el seno de los Comités de Seguridad y Salud, pudiéndose incluir dentro de los mismos las acciones formativas promovidas directamente por las Organizaciones Sindicales para sus Delegados.

Consulta y Participación

Deberá consultarse con una antelación mínima de 30 días, a losDelegados de Prevención, como representantes de los trabajadores, la adopción de las decisiones relativas a las materias a continuación relacionadas.

  • La planificación y la organización del trabajo en la empresa y la introducción de nuevas tecnologías, en todo lo relacionado con las consecuencias que éstas pudieran tener para la seguridad y la salud de los trabajadores, derivadas de la elección de los equipos, la determinación y la adecuación de las condiciones de trabajo y el impacto de los factores ambientales en el trabajo.
  • La organización y desarrollo de las actividades de protección de la salud y prevención de los riesgos profesionales de la empresa, incluida la designación de los trabajadores encargados de dichas actividades o el recurso a un servicio de prevención externo.
  • La designación de los trabajadores encargados de las medidas de emergencia.
  • El proyecto y la organización de la formación en materia preventiva.
  • Cualquier otra acción que pueda tener efectos sustanciales sobre la salud y la seguridad de los trabajadores.
  • Todo ello en los términos y condiciones establecidas en la LPRL.

En ningún caso se procederá a la adopción de dichas medidas de forma unilateral por parte de la empresa, sin la consulta perti-nente a los Delegados de Prevención.

 

 

Si hay una figura destacada dentro de la empresa en cuanto a prevención de riesgos laborales se refiere es la del delegado de prevención.

Los Delegados de Prevención son los representantes de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención de riesgos en el trabajo. Son designados por y entre los representantes del personal, el número de ellos depende del número de trabajadores que haya en la empresa según el siguiente cuadro:

delegado-de-prevencion-de-riesgos Funciones y tareas de los delegados de prevención

En las empresas de hasta 30 trabajadores el delegado de prevención será el propio delegado de personal.

Funciones de los delegados de prevención

Son varias las funciones que tiene encomendada esta figura preventiva, todas ellas recogidas en la Ley de prevención de riesgos laborales.

Colaborar

Con la dirección de la empresa en la mejora de la acción preventiva.

Promover y fomentar

La cooperación de los trabajadores en la ejecución de la normativa sobre la prevención de riesgos laborales.

Ser consultados

Por el empresario acerca de las decisiones que puedan tener efectos sobre la seguridad y la salud de los trabajadores.

Ejercer una labor de vigilancia y control

Sobre el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales

Además de estas funciones, cabe señalar que en las empresas que no se constituya el Comité de Seguridad y salud por no llegar al número mínimo de trabajadores establecido para ello, las competencias de dicho comité serán asumidas por el delegado de prevención.

La Ley de PRL y el delegado de prevención

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales faculta al delegado de prevención para:

  • Acompañar a los técnicos que realicen las evaluaciones de los riegos y a los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social en sus visitas y verificaciones del cumplimiento de la normativa en los centros de trabajo, pudiendo formular observaciones.
  • Tener acceso a la información y documentación sobre las condiciones de trabajo, respetando los datos confidenciales.
  • Ser informados por la empresa de los accidentes y alteraciones de la salud (enfermedades) producidas a consecuencia del trabajo.
  • Recibir la información, a través del empresario, procedente de los servicios de prevención, de los órganos técnicos y de la Inspección de Trabajo obtenida en el ejercicio de sus funciones.
  • Realizar visitas a los lugares de trabajo para la vigilancia y control de las condiciones del mismo.
  • Recabar del empresario la adopción de medidas de prevención.
  • Proponer la adopción del acuerdo de paralización de actividades en caso de peligro grave e inminente.

Garantías mínimas de la figura del delegado de prevención

En el ejercicio de sus funciones esta figura cuenta con una serie de garantías mínimas, estas están recogidas en el artículo 68 del Estatuto de los trabajadores y pueden ser mejoradas por convenio:

  • Apertura de expediente contradictorio en el supuesto de sanciones por faltas graves o muy graves, en el que serán oídos, aparte del interesado, el comité de empresa o restantes delegados de personal.
  • Prioridad de permanencia en la empresa o centro de trabajo respecto de los demás trabajadores, en los supuestos de suspensión o extinción por causas tecnológicas o económicas.
  • No ser despedido ni sancionado durante el ejercicio de sus funciones ni dentro del año siguiente a la expiración de su mandato, salvo en caso de que esta se produzca por revocación o dimisión, siempre que el despido o sanción se base en la acción del trabajador en el ejercicio de su representación, sin perjuicio, por tanto, de lo establecido en el artículo 54. Asimismo no podrá ser discriminado en su promoción económica o profesional en razón, precisamente, del desempeño de su representación.
  • Expresar, colegiadamente si se trata del comité, con libertad sus opiniones en las materias concernientes a la esfera de su representación, pudiendo publicar y distribuir, sin perturbar el normal desenvolvimiento del trabajo, las publicaciones de interés laboral o social, comunicándolo a la empresa.
  • Disponer de un crédito de horas mensuales retribuidas cada uno de los miembros del comité o delegado de personal en cada centro de trabajo, para el ejercicio de sus funciones de representación, de acuerdo con la siguiente escala:
  • Hasta cien trabajadores, quince horas.
  • De ciento uno a doscientos cincuenta trabajadores, veinte horas.
  • De doscientos cincuenta y uno a quinientos trabajadores, treinta horas.
  • De quinientos uno a setecientos cincuenta trabajadores, treinta y cinco horas.
  • De setecientos cincuenta y uno en adelante, cuarenta horas.

Formación de los delegados de prevención

Para el ejercicio de sus funciones el delegado de prevención debe tener una formación suficiente y adecuada.

El responsable de proporcionar la formación a los delegados de prevención es el propio empresario y así lo indica la Ley de PRL, quien podrá impartirla con sus propios medios o a través de entidades especializadas en esta materia.

En cuanto a la duración de la formación y contenido no hay nada especificado, la ley indica que deberá adaptarse a los riesgos de la empresa y su evolución en el tiempo.

Respecto al contenido de la formación lo lógico es que abarque los aspectos necesarios para el desempeño de sus funciones y aspectos tan importantes como las medidas de emergencia, la coordinación de actividades empresariales, la utilización correcta de los equipos de trabajo, etc.

Esta formación debe ser impartida de manera teórica y práctica y debe actualizarse siempre que sea necesario.

Para finalizar quiero recomendaros la lectura de un documento interesante publicado por Osalan sobre la figura del Delegado de prevención, seguro que resuelve muchas de vuestras dudas.


Fuente: IMF Business School