FESIQ-CGT | Federación Estatal de Sindicatos de la Industria Química

Maternidad y Paternidad

 

La maternidad y la paternidad en el trabajo. La legislación y la práctica en el mundo

La lucha por la igualdad guarda estrecha relación con la lucha por la justicia social en el mundo del trabajo (Guy Ryder, Director General de la OIT, Día Internacional de la Mujer 2014)

La maternidad segura, la atención de salud de la madre, y la supervivencia del recién nacido forman parte esencial de la propia vida. También son fundamentales para el trabajo decente y la productividad de las mujeres, así como para la igualdad de género en el trabajo. Por lo tanto, la protección de la maternidad es un derecho laboral fundamental y ha quedado consagrado en tratados universales fundamentales de derechos humanos. El bienestar infantil y la protección de la maternidad son preocupaciones principales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde su creación en 1919.

En la actualidad, prácticamente todos los países han promulgado leyes sobre protección de la maternidad en el trabajo. La OIT cuenta con datos recientes sobre 185 países y territorios, de los que se infiere que el 34 por ciento de ellos cumple plenamente con los requisitos del Convenio sobre protección de la maternidad, 2000 (núm. 183), y de la Recomendación que lo acompaña, 2000 (núm. 191) en tres aspectos clave: conceden al menos 14 semanas de licencia, el monto de las correspondientes prestaciones no es inferior a dos tercios de las ganancias anteriores de la mujer, y se financian mediante un seguro social o con cargo a fondos públicos. Pese a este avance, la amplia mayoría de las trabajadoras del mundo – alrededor de 830 millones – carece de suficiente protección de la maternidad. Casi el 80 por ciento son de África y Asia.

La discriminación contra la mujer por razones de maternidad es un problema omnipresente en todo el mundo. Incluso cuando la legislación existe, la aplicación efectiva de esas leyes continúa siendo un problema.

Marco de la OIT y contexto

A lo largo de la historia, las preocupaciones de la OIT en relación con la protección de la maternidad han sido las mismas: preservar la salud de la madre y del recién nacido; habilitar a la mujer para que pueda combinar satisfactoriamente su rol reproductivo y su rol productivo; prevenir el trato desigual en el trabajo debido a su rol reproductivo; y promover el principio de igualdad de oportunidades y de trato entre las mujeres y los hombres.

La OIT ha adoptado tres Convenios sobre la protección de la maternidad en diferentes años: en 1919, 1952 y, el más reciente, en 2000, el Convenio sobre protección de la maternidad (núm. 183). Estos instrumentos estipulan medidas de protección para las trabajadoras embarazadas y las que acaban de dar a luz; entre otras cosas, se ocupan de la prevención de la exposición a riesgos de seguridad y salud durante el embarazo y después del mismo, del derecho a una licencia de maternidad, a servicios de salud materna e infantil y a interrupciones para la lactancia remuneradas, de la protección contra la discriminación y el despido en relación con la maternidad, y de un derecho garantizado a reincorporarse al trabajo tras la licencia de maternidad.

Sesenta y seis países han suscrito al menos uno de los tres Convenios de protección de la maternidad; la influencia de las normas de la OIT, empero, trasciende considerablemente la cuestión de las ratificaciones. Hoy, no solo casi todos los países cuentan con leyes de protección de la maternidad, sino que muchos otros cuentan con medidas de apoyo a los trabajadores con  esponsabilidades familiares, incluidos los padres. Todo esto sucede en el contexto de acontecimientos sociales más amplios, como el aumento del trabajo femenino remunerado; el incremento del trabajo atípico (a tiempo parcial, temporal u ocasional); el envejecimiento de la población y los cambios del modelo familiar.

En algunos países, la crisis económica mundial ha agudizado desigualdades de género ya existentes, y ha puesto de manifiesto la necesidad de reconfigurar tanto el trabajo masculino como el femenino.

Licencia de maternidad. Elementos fundamentales.

Ha ocurrido un cambio mundial paulatino hacia periodos de licencia de maternidad acordes o superiores a la norma de la OIT de 14 semanas; la mayoría de los países ahora prevén la duración de la licencia de conformidad con el Convenio núm. 183. Desde 1994, ningún país ha reducido la duración de la licencia de maternidad.

Solo dos de los 185 países y territorios estudiados no prevén prestaciones pecuniarias obligatorias durante la licencia de maternidad. Más de 100 países ahora financian las prestaciones mediante la seguridad social, reduciendo así la responsabilidad del empleador. Sin embargo, el estudio indica que en más de la mitad de ellos, las prestaciones son insuficientes desde el punto de vista financiero y de la duración de las mismas.

Para las aproximadamente 830 millones de trabajadoras que en la práctica carecen de cobertura suficiente, sobre todo las de países en desarrollo, es crucial que se amplíe la cobertura en la legislación y la práctica.


Fuente: Servicio de Género, Igualdad y Diversidad. Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad. Organización Internacional del Trabajo * 4, route des Morillons * 1211 Geneva 22, Switzerland * Tel. +41 22 799 6730 * ged@ilo.org * www.ilo.org/maternityprotection

Prestaciones por riesgo durante embarazo o lactancia natural

Ante determinadas situaciones, en el entrono laboral, que puedan influir sobre el desarrollo del feto o el periodo de lactancia (estudiadas individualmente o establecidas por convenio) la TGSS reconocerá las prestaciones por riesgo durante el embarazo o lactancia natural. (Art. 186189 ,LGSS)

Riesgo durante el embarazo

Se considera situación protegida el periodo de suspensión del contrato de trabajo en los supuestos en que, debiendo la mujer trabajadora cambiar de puesto de trabajo por otro compatible con su estado (1), dicho cambio de puesto no resulte técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

La prestación correspondiente a la situación de riesgo durante el embarazo tendrá la naturaleza de prestación derivada de contingencias profesionales.

Nacimiento y finalización de la prestación

La prestación económica nacerá el día en que se inicie la suspensión del contrato de trabajo y finalizara el día anterior a aquel en que se inicie la suspensión del contrato de trabajo por maternidad, o el de reincorporación de la mujer trabajadora a su puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su estado . STSJ Cataluña 27/01/2014 (R. 2358/2013).

Riesgo durante la lactancia natural

Se considera situación protegida el período de suspensión del contrato de trabajo en los supuestos en que, debiendo la mujer trabajadora cambiar de puesto de trabajo por otro compatible con su situación (2), dicho cambio de puesto no resulte técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados. STSJ Navarra 30/04/2002 y STSJ Andalucía 21/02/2013 (R. 506/2012)

Nacimiento y finalización de la prestación

La prestación económica nacerá el día en que se inicie la suspensión del contrato de trabajo y finalizará el día anterior a aquel en que se inicie la suspensión del contrato de trabajo por maternidad o al de reincorporación de la mujer trabajadora a su puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su estado.

Cotización para las prestaciones de Riesgo durante el embarazo o la lactancia natural

Como se ha citado anteriormente desde la entrada en vigencia del Real Decreto 295/2009, de 6 de marzo, por el que se regulan las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural, el riesgo durante el embarazo ha adquirido la consideración de contingencia de naturaleza profesional, eliminando la exigencia de cumplimiento de un periodo previo de cotización para su obtención; de este modo para ser beneficiaria de la prestación será suficiente con que las trabajadoras estén afiliadas y en alta en alguno de los regímenes del sistema de la Seguridad Social en la fecha en que se inicie la suspensión de la relación laboral³.

Reducción en la cotización a la Seguridad Social en los supuestos de cambio de puesto de trabajo por riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural, así como en los supuestos de enfermedad profesional.

En los supuestos en que, por razón de riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural, la trabajadora, sea destinada a un puesto de trabajo o función diferente y compatible con su estado, se aplicará, con respecto a las cuotas devengadas durante el período de permanencia en el nuevo puesto de trabajo o función, una reducción, a cargo del Presupuesto de la Seguridad Social, del 50 % de la aportación empresarial en la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes.

Esta misma reducción será aplicable, en los términos y condiciones que reglamentariamente se determinen, en aquellos casos en que, por razón de enfermedad profesional, se produzca un cambio de puesto de trabajo en la misma empresa o el desempeño, en otra distinta, de un puesto de trabajo compatible con el estado del trabajador.

Certificación médica sobre la existencia de riesgo durante el embarazo o de riesgo durante la lactancia natural.

1.- En las direcciones provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social en las que no se disponga de servicios médicos propios, la certificación médica prevista para la incapacidad temporal y riesgo durante el embarazo y el subsidio por riesgo durante la lactancia natural (Art. 39,Art. 47,Art. 51 ,Real Decreto 295/2009, de 6 de marzo) será expedida por la Inspección de Servicios Sanitarios del Servicio Público de Salud u órgano equivalente de las comunidades autónomas que hayan asumido las transferencias en materia sanitaria.  STS 14/02/2014 (R. 1212/2013)

En el ámbito de aplicación del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, en las direcciones provinciales en las que el Instituto Social de la Marina no disponga de servicios médicos propios, la referida certificación médica será expedida por los servicios médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social o, en su caso, y de conformidad con lo establecido en el párrafo anterior, por la Inspección de los Servicios Sanitarios del Servicio Público de Salud u órgano equivalente de las comunidades autónomas.

2.- La expedición de esta certificación, si procede el reconocimiento de la situación de riesgo durante el embarazo o de riesgo durante la lactancia natural, será de tramitación preferente y constará de un original y dos copias. Se entregará a la trabajadora el original y una copia con destino a la empresa o, en su caso, al responsable del hogar familiar, quedándose la otra copia en poder del servicio médico.

3.- La Entidad gestora o colaboradora, responsable de la gestión y pago del subsidio por riesgo durante el embarazo o del subsidio por riesgo durante la lactancia natural, podrá solicitar la aportación de la evaluación inicial del riesgo del puesto de trabajo ocupado por la trabajadora, así como la relación de puestos de trabajo exentos de riesgo (apdos. 2, Art. 16,Art. 26 ,LPRL).

ESTUDIO DE CASOS PARTICULARES PROHIBICIÓN DE TRABAJO NOCTURNO O A TURNOS POR EXISTENCIA DE RIESGO LABORAL PARA EL ESTADO BIOLÓGICO DE LA TRABAJADORA.

Cuando las medidas de prevención no resulten suficientes o no puedan ser aplicadas, esto es: a) si el cambio de puesto no resulta técnica u, objetivamente posible, o b) si dicho cambio no puede razonablemente exigirse por motivos justificados; la trabajadora pasará a la situación de suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo, y permanecerá en la misma durante todo el tiempo que subsista el riesgo (apdo. 3. Art. 26 ,LPRL y apdo. 5, Art. 48 ,ET). STSJ Navarra 30/04/2002

DECLARACIÓN DE SITUACIÓN DE RIESGO DURANTE EL EMBARAZO. ACTIVIDAD DESARROLLADA que PRESENTA RIESGO ESPECÍFICO.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra de 30 de marzo de 2.002- El TSJ considera que existe riesgo durante el embarazo para una trabajadora que efectúa el cuidado y asistencia personal e integral a personas con graves discapacidades psíquicas; estableciéndose como riesgos específicos durante el embarazo los siguientes: a) Sobreesfuerzo en tareas de manipulación de residentes; b) Trabajo a turnos; c) Posibles conductas agresivas de algún usuario. La Sala toma la consideración citada sobre el puesto de trabajo desempeñado, a pesar de no contemplarse la existencia de riesgo para el embarazo en la relación de puestos de trabajo que ha confeccionando la empresa, previa consulta de los representantes de los trabajadores.

(1) En los términos previstos en el artículo 26.3 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

(2) En los términos previstos en el artículo 26.4 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

(3) En relación a la protección de la mujer trabajadora que se halla ofreciendo lactancia natural a un hijo, ela Sala IV del Tribunal Supremo ha señalado que la exigencia de la evaluación de los riesgos a efectos de su prevención se contiene, en esencia, en los Art. 14 ,LPRL y siguientes, especialmente en el Art. 16 ,LPRL, ‘ ha de tener una especial dimensión en supuestos especiales, como los de la situación de maternidad o lactancia natural de la trabajadora, a los que se refiere el Art. 26 ,LPRL‘ (STS 17 de marzo de 2011 -Rud. 1864/2010 – TS, Sala de lo Social, de 17/03/2011, Rec. 1864/2010 -, 1865/2010 –TS, Sala de lo Social, de 17/03/2011, Rec. 1865/2010– y 2448/2010 –TS, Sala de lo Social, de 17/03/2011, Rec. 2448/2010 -, 18 de marzo de 2011 -rcud.1290/2010 – TS, Sala de lo Social, de 18/03/2011, Rec. 1290/2010-, 1863/2010 –TS, Sala de lo Social, de 18/03/2011, Rec. 1863/2010– y 2257/2010 –TS, Sala de lo Social, de 18/03/2011, Rec. 2257/2010-, 3 de mayo de 2011 -rcud. 2707/2010 –TS, Sala de lo Social, de 03/05/2011, Rec. 2707/2010-, 21 de septiembre de 2011 -rcud. 2342/2010 –TS, Sala de lo Social, de 21/09/2011, Rec. 2342/2010– , 22 de noviembre de 2011 -rcud. 306/2011  – TS, Sala de lo Social, de 22/11/2011, Rec. 306/2011 – y 25 de enero de 2012 -rcud. 4541/2010 – TS, Sala de lo Social, de 25/01/2012, Rec. 4541/2010).