FESIQ-CGT | Federación Estatal de Sindicatos de la Industria Química

“Todos los países deberían ratificar los convenios sobre seguridad y salud”, afirma Guy Ryder

 

Durante su alocución en Rusia en vísperas del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, el Director General de la OIT, Guy Ryder, declaró que el bienestar de los trabajadores sigue siendo una prioridad para la OIT, en un momento en el cual el mundo del trabajo experimenta rápidos cambios.

Comunicado de prensa | 23 de abril de 2019

SOCHI, Federación Rusa (OIT Noticias) – El Director General de la OIT, Guy Ryder, hizo un llamado a todos los países para que ratifiquen los convenios sobre seguridad y salud en el trabajo, una cuestión que “está en el corazón del mandato de la OIT desde su creación”.

Al dirigirse a la sesión plenaria estratégica de la “Semana de la Seguridad y la Salud en el Trabajo de la Federación Rusa “, que tiene lugar en la ciudad rusa de Sochi, Guy Ryder recordó a los delegados que casi tres millones de trabajadores mueren cada año a causa de enfermedades o accidentes relacionados con el trabajo y que 374 millones de personas son víctimas (no mortales) de accidentes en el trabajo. Este, dijo, “es un costo humano inaceptable”.

La atención hacia la seguridad y la salud en el trabajo (SST) “no es menos necesaria hoy en día que en 1882 o en 1919”, señaló.

El Director General de la OIT se refirió a las conclusiones del informe de la OIT Seguridad y Salud en el centro del Futuro del Trabajo , que fue presentado el 18 de abril.

El informe advierte sobre los nuevos riesgos que están emergiendo de la digitalización y las tecnologías, como la inteligencia artificial, las biotecnologías y las nanotecnologías, y llama la atención sobre la salud mental, en particular los riesgos psicosociales provocados por el estrés y el aumento de las enfermedades no transmisibles.

“No sólo han cambiado las condiciones de trabajo a lo largo del tiempo, también lo ha hecho la naturaleza misma de los riesgos para la seguridad y la salud.”
Director General de la OIT, Guy Ryder

“No sólo han cambiado las condiciones de trabajo a lo largo del tiempo, también lo ha hecho la naturaleza misma de los riesgos para la seguridad y la salud”, afirmó Guy Ryder. “Y seguirán cambiado en el futuro. Con todos los cambios transformadores – tecnológicos, demográficos y medioambientales – que están configurando un nuevo mundo del trabajo, es más importante que nunca anticipar los nuevos y emergentes riesgos para la seguridad y la salud”.

“Todos estos desafíos deben ser abordados con estrategias de prevención eficaces. En este aspecto, es esencial reforzar el papel de los gobiernos y de los interlocutores sociales”, agregó.

Guy Ryder explicó a los delegados que casi la mitad de los instrumentos de la OIT están directa o indirectamente relacionados con las cuestiones de SST, más de 40 normas, acompañadas por más de 40 Repertorios de recomendaciones prácticas tratan específicamente la seguridad y la salud en el trabajo. Estos instrumentos han evolucionado a lo largo del tiempo, pasando de un enfoque muy limitado dirigido a los riesgos específicos en el lugar de trabajo a uno centrado en la prevención.

El Director General de la OIT agradeció a la Federación Rusa por haber ratificado a finales del año pasado el Convenio 167 sobre la seguridad y la salud en el trabajo en la construcción , el cual abarca algunos de los riesgos profesionales más extendidos en la región.

Al referirse al informe de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo , publicado en enero 2019, Guy Ryder reiteró la necesidad de un enfoque “centrado en las personas”, que ponga a las mujeres y los hombres en el centro de la formulación de las políticas. Destacó además que la seguridad y la salud en el trabajo son esenciales para la realización de la Agenda 2030 de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas , en particular el Objetivo 3 sobre garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos, y el Objetivo 8 sobre la promoción del crecimiento económico inclusivo y sostenible y el trabajo decente .

La Semana de la Seguridad y la Salud en el Trabajo de la Federación Rusa tradicionalmente tiene lugar en Sochi en vísperas del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo (28 de abril). Reúne a profesionales, especialistas, investigadores de la salud en el trabajo y representantes del sector privado de Rusia y otros países. Este año, el tema central de la reunión del 22 al 26 de abril “El futuro de la seguridad y la salud en el trabajo en Rusia: Una cultura de seguridad y prevención” está dedicado al centenario de la Organización Internacional del Trabajo.

Surgen nuevos problemas de seguridad y salud a medida que el trabajo cambia

Un nuevo informe sobre Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), publicado en ocasión del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, 28 de abril, revisa los 100 años de logros de la OIT y pone de manifiesto algunos de los desafíos y oportunidades que surgen para la creación de mejores ambientes de trabajo.

Comunicado de prensa | 18 de abril de 2019

 

GINEBRA (OIT Noticias) – Los cambios en las prácticas de trabajo, los cambios demográficos, tecnológicos y en el medio ambiente están generando nuevas preocupaciones sobre seguridad y salud en el trabajo (SST), según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los crecientes desafíos incluyen los riesgos psicosociales, el estrés relacionado con el trabajo y las enfermedades no transmisibles, en particular enfermedades circulatorias y respiratorias, y el cáncer.

El informe, Seguridad y Salud en el centro del Futuro del Trabajo: Aprovechar 100 años de experiencia *, será publicado en ocasión del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo , el 28 de abril. El informe examina los 100 años de trabajo de la OIT dedicados a los temas de SST, y pone de manifiesto los problemas emergentes en materia de seguridad y salud en el mundo de trabajo.

En la actualidad, cada año, más de 374 millones de personas sufren lesiones o enfermedades a causa de accidentes relacionados con el trabajo. Se estima que la pérdida de días de trabajo debido a causas relacionadas con la SST representa casi cuatro por ciento del PIB mundial y, en algunos países tanto como seis por ciento, señala el informe.

“Así como observamos una mayor prevención para los riesgos reconocidos, también constatamos cambios profundos en nuestros lugares de trabajo y en la manera en que trabajamos. Necesitamos estructuras de seguridad y salud que reflejen estos cambios, junto a una cultura general de prevención que fomente una responsabilidad compartida”, declaró Manal Azzi, especialista técnica de la OIT sobre seguridad y salud en el trabajo.

Además del costo económico debemos reconocer el inconmensurable sufrimiento humano que causan estas enfermedades y accidentes. Estos son aún más trágicos porque en gran medida son prevenibles.”

Manal Azzi, especialista técnica de la OIT sobre seguridad y salud en el trabajo

De cara al futuro, el informe destaca cuatro grandes fuerzas transformadoras que impulsan los cambios. Señala además que todas ofrecen oportunidades para mejorar.

  • En primer lugar, la tecnología – como la digitalización, la robótica y la nanotecnología – pueden también afectar la salud psicosocial e introducir nuevos materiales con riesgos para la salud que no han sido estimados. Si es aplicada correctamente, también puede contribuir a reducir las exposiciones peligrosas, facilitar la formación y la inspección del trabajo.
  • Los cambios demográficos son relevantes porque los trabajadores jóvenes tienen tasas de lesiones profesionales significativamente elevadas, mientras que los trabajadores mayores necesitan prácticas de adaptación y equipo para trabajar de forma segura. Las mujeres – quienes se están incorporando a la fuerza de trabajo en un número cada vez mayor – son más propensas a trabajar en formas atípicas de empleo y corren mayores riesgos de sufrir trastornos musculo-esqueléticos.
  • En tercer lugar, el desarrollo sostenible y el cambio climático dan lugar a riesgos como la contaminación del aire, el estrés por exceso de calor, las enfermedades emergentes, los cambios en las pautas meteorológicas y en la temperatura, pueden ocasionar la pérdida de puestos de trabajo. De igual manera, nuevos empleos serán creados gracias a la economía verde.
  • En fin, los cambios en la organización del trabajo pueden dar lugar a una flexibilidad que permita que un número mayor de personas se incorpore a la fuerza de trabajo, pero también puede causar problemas psicosociales (por ejemplo, inseguridad, menoscabo de la privacidad y del tiempo de descanso, o una protección inadecuada en materia de SST y de protección social) y horarios de trabajo excesivos. En la actualidad, aproximadamente 36 por ciento de la fuerza de trabajo del mundo trabaja horas excesivas (más de 48 horas semanales).
© Paul Hennessy/NurPhoto

 

A la luz de estos desafíos, el estudio propone seis ámbitos a los cuales los responsables políticos y otras partes interesadas deberían dar prioridad. Estos incluyen mayores esfuerzos para anticipar los riesgos nuevos y emergentes para la seguridad y la salud relacionados con el trabajo, la adopción de un enfoque más multidisciplinario y el establecimiento de vínculos más fuertes con la salud pública. También es necesario mejorar el conocimiento público sobre las cuestiones de SST. En fin, es necesario reforzar las normas internacionales del trabajo y la legislación nacional, lo cual requerirá una colaboración más estrecha entre los gobiernos, los trabajadores y los empleadores.

La mayor proporción, de lejos, de las muertes actuales relacionadas con el trabajo – 86 por ciento – son causadas por enfermedades. En el mundo, alrededor de 6.500 personas mueren cada día a causa de enfermedades ocupacionales, en comparación con 1.000 por accidentes mortales en el trabajo.

Las principales causas de mortalidad son las enfermedades circulatorias (31 por ciento), los cánceres relacionados con el trabajo (26 por ciento) y las enfermedades respiratorias (17 por ciento).

“Además del costo económico debemos reconocer el inconmensurable sufrimiento humano que causan estas enfermedades y accidentes. Estos son aún más trágicos porque en gran medida son prevenibles”, señaló Manal Azzi. “Además se debería tener en cuenta seriamente la recomendación de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo : que la seguridad y la salud en el trabajo sean reconocidas como un principio y un derecho fundamental en el trabajo.”

*  Resumen: Seguridad y Salud en el centro del Futuro del Trabajo: Aprovechar 100 años de experiencia